top of page

¿Díganos qué podemos hacer por usted?

¿ESTÁ NUESTRA VIVIENDA BIEN AISLADA? Parte II



El aislamiento en la vivienda es una de las medidas más efectivas para reducir el consumo de energía y disminuir el impacto ambiental. En muchos hogares, hasta el 40% del calor se pierde a través de paredes, techos y suelos mal aislados, lo que aumenta el uso de calefacción y aire acondicionado y, en consecuencia, el consumo de energía.



 

Materiales y técnicas que se aplican en el aislamiento de la vivienda.


Existen varios tipos de materiales y técnicas de aislamiento, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. A continuación, hablaremos de algunos de los más

comunes:



Fibra de vidrio: La fibra de vidrio es un material aislante que se produce a partir de

vidrio fundido que se estira y se enreda en fibras finas. Este tipo de aislamiento es uno de los más económicos y fáciles de instalar. Además, es resistente al fuego, no se pudre y no se degrada con el tiempo.


Lanas minerales: Las lanas minerales son un tipo de aislamiento producido a partir de materiales como roca volcánica, vidrio reciclado o escoria de alto horno. Tienen una alta capacidad de absorción acústica y térmica y son resistentes al fuego. Además, son fáciles de instalar y no requieren mucho mantenimiento.


Poliestireno expandido: El poliestireno expandido, o EPS, es un material de aislamiento rígido y ligero. Es resistente al agua y tiene una buena capacidad aislante. Además, su instalación es fácil y no requiere mucho mantenimiento. Sin embargo, no es resistente al fuego y puede ser difícil de reciclar.


Poliuretano: El poliuretano es un material de aislamiento de espuma que se expande al ser aplicado. Es un excelente aislante térmico y acústico, y es resistente al agua y al fuego. Además, el poliuretano tiene una alta resistencia a la humedad, lo que lo hace ideal para su uso en espacios húmedos. Sin embargo, su aplicación requiere de equipo especializado y puede ser costosa.

 

En cuanto a las técnicas de aislamiento, existen varias opciones:


Aislamiento en muros: El aislamiento en muros implica colocar material aislante entre los muros de la vivienda. Esto puede hacerse durante la construcción de la casa o como parte de una remodelación. La elección del material y la técnica dependerá del tipo de paredes y su orientación. En general, el aislamiento de paredes exteriores es fundamental para mantener la temperatura interior en una vivienda, por lo que se recomienda un espesor mínimo de 5 cm.


Aislamiento en pisos: El aislamiento en pisos implica colocar material aislante debajo del piso de la vivienda. Esto puede hacerse durante la construcción de la casa o como parte de una remodelación. Es una técnica eficaz para reducir la pérdida de calor por el suelo y mejorar la eficiencia energética.

 

Las ventanas son otra parte importante para mejorar la eficiencia energética.


La elección del tipo de vidrio y marco de la ventana puede tener un impacto significativo en el aislamiento térmico y acústico.

Algunos tipos de vidrio que se utilizan para mejorar el aislamiento son:



Vidrio doble o triple: Este tipo de vidrio tiene dos o tres paneles separados por una capa de aire o gas. Esto ayuda a reducir la transferencia de calor y ruido entre el interior y el exterior de la casa.


Vidrio bajo emisivo: Este vidrio tiene una capa invisible de óxido de metal que ayuda a reflejar el calor hacia el interior de la casa. Esto puede ser especialmente útil en climas fríos.



En cuanto a los marcos de las ventanas, los materiales más comunes son:


PVC: Los marcos de PVC son muy populares porque son duraderos, resistentes a la humedad y no necesitan mantenimiento. Además, tienen una buena capacidad aislante.


Aluminio: Los marcos de aluminio son muy resistentes y duraderos, pero tienen una capacidad aislante más baja que los marcos de PVC.


Madera: Los marcos de madera tienen una buena capacidad aislante y son estéticamente atractivos, pero pueden requerir más mantenimiento que los marcos de PVC o aluminio.



Es importante elegir el tipo de vidrio y marco adecuado para las ventanas de acuerdo con las necesidades de la vivienda y el clima local. Además, es posible complementar el aislamiento de las ventanas con cortinas o persianas especiales que ayuden a reducir la transferencia de calor y ruido.


Conclusión


El aislamiento en la vivienda es una medida importante para mantener un hogar cómodo y eficiente en términos energéticos a la vez de ser una medida que ayuda reducir el impacto ambiental. Existen varios tipos de materiales y técnicas de aislamiento, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Es importante elegir el material y la técnica adecuados para cada caso. La elección del material y la técnica dependerá de las necesidades y características de cada vivienda, pero es importante considerar tanto el aislamiento en paredes y techos como en ventanas para maximizar los beneficios.





 

1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page